Ilusiones


"No existe ningún problema que no te aporte simultáneamente un don.
Busca los problemas porque necesitas sus dones."

"Justifica tus limitaciones y ciertamente las tendras"

Richard Bach - Ilusiones

domingo, 3 de abril de 2016

ALGUNOS LUGARES CURIOSOS DE AUSTRALIA


EL MONTE ULURU

El Monte Uluru, (Ayers Rock), es una formación rocosa compuesta principalmente por arenisca que está situado en el centro de Australia, en el Territorio del Norte a 460 km. al suroeste de Alice Springs y  dentro del Parque Nacional de Uluru-Kata Tjuta.


Junto con el Kata Tjuta (Monte Olga) es una de las principales y mayores atracciones de dicho parque, siendo uno de los mayores monolitos del mundo, cuenta con más de 348 metros de altura, su contorno es de 9,4 kilómetros y se extiende 2,5 kilómetros bajo tierra.




El monte Uluru es un lugar sagrado para los aborígenes australianos y desde 1987 es Patrimonio de la Humanidad. La zona es conocida también como el ombligo del mundo. El primer occidental en llegar a él fue el explorador William Gosse, en 1873, quien tras alcanzar su cima junto al guía que le acompañaba, el afgano Jamran, le pondría el nombre del entonces primer ministro británico de Australia Meridional, Henry Ayers (Ayers Rock).


El Uluru es uno de los iconos naturales más famosos de Australia. La formación rocosa se eleva también a 863 m. sobre el nivel del mar, aunque la mayor parte se encuentra bajo tierra. Tanto el Uluru como Kata Tjuta tienen una gran significado cultural para los habitantes aborígenes “los Anangu, que organizan visitas guiadas para informar a los turistas sobre la fauna y flora locales, el monte bajo, y las leyendas autóctonas.




La superficie del monolito va cambiando de color según sea la inclinación de los rayos solares, tanto a lo largo del día como en las diferentes estaciones del año. Una de las imágenes más conocidas es la del atardecer, cuando se vuelve de un color rojo brillante. A pesar de que la lluvia es poco frecuente en esta zona semiárida, durante los períodos húmedos la roca adquiere una tonalidad gris plateada, con franjas negras debidas a las algas que crecen en los cursos de agua.


EL KATA TJUTA

El Kata Tjuta, (monte Olga o más coloquialmente "Las Olgas"), es un grupo de formaciones rocosas situadas a 470 km. al suroeste de Alice Springs, en la zona meridional del Territorio del Norte de Australia. Es otro de los principales puntos de interés, junto con Uluru, situado a 25 km al este, también se encuentra dentro del  Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta.


Vista aérea de El Kata Tjuta

El conjunto se compone de 36 cimas, que abarcan un área de 21,68 km². La montaña está formada por rocas sedimentarias, que se han ido formando a partir de grava y bolos de diferentes tipos de roca, como pueden ser el granito y el basalto, conglomerados con  arenisca. En su punto más alto, este monte se eleva 1.066 m. por encima del nivel del mar, unos 546 m. por encima del terreno que lo rodea y es aproximadamente 203 m. más alto que Uluru.


En la lengua “Pitjantjajara”, el nombre Kata Tjuta significa "muchas cabezas". Este lugar también es sagrado para los aborígenes australianos.


El nombre occidental, Las Olgas, proviene de la cumbre más alta de ellas, el monte Olga. En 1872 el explorador Ernest Giles descubrió este emplazamiento y pensó bautizarlo Monte Mueller en honor a su benefactor el Barón Ferdinand von Mueller, sin embargo el barón prefirió que se llamara monte Olga, en honor de la reina Olga de Württemberg. Ella y su esposo el rey Carlos I de Württemberg, con motivo de su 25º aniversario, habían nombrado Freiherr (barón) a Mueller, convirtiéndole en Ferdinand "von" Mueller. De este modo les devolvió el cumplido.




El 15 de diciembre de 1993, se reconoció oficialmente tanto los nombres tradicionales aborígenes como los nombres en inglés. Como resultado el monte Olga fue rebautizado como Mount Olga/Kata Tjuṯa aunque el 6 de noviembre de 2002, atendiendo la solicitud de la asociación regional de turismo, se invirtió el orden de los nombres, pasando a ser Kata Tjuta/Mount Olga.


Existen muchas leyendas Pitjantjatjara sobre el Tiempo del Sueño, asociadas a este lugar y a los de las proximidades, especialmente Uluru. Algunas de estas leyendas tratan de la gran serpiente Wanambi, de la que se decía que vivía en la cumbre del monte Olga, y que solo descendía durante la estación seca. También se identifican partes de la montaña con los Liru (hombres serpiente), el hombre canguro Malu, o los Pungalunga, caníbales gigantes. La gran mayoría de la mitología sobre el lugar no se ha transmitido a los occidentales.


En este lugar se celebraban y aún se celebran, multitud de ceremonias, sobre todo por las noches. Una de las antiguas ceremonias consistía en un tipo de castigo público que en ocasiones acababa en muerte.






El esqueleto enroscado de “Wonambi naracoortensis” insinúa la fuerza estranguladora que podía llegar a tener esta serpiente gigante del pleistoceno y que podía alcanzar una longitud de más de seis metros y el grosor de un poste telefónico. Los restos parciales, excavados en una cueva cerca de Naracoorte, se pueden ver en el Museo de Australia Meridional, en Adelaida. El nombre del género al que pertenece la serpiente, Wonambi, procede del término aborigen que significa «serpientes arco iris», una representación muy común en el arte y la mitología aborígenes.