Ilusiones


"No existe ningún problema que no te aporte simultáneamente un don.
Busca los problemas porque necesitas sus dones."

"Justifica tus limitaciones y ciertamente las tendras"

Richard Bach - Ilusiones

jueves, 28 de abril de 2016

MANEKI-NEKO - UNA LEYENDA JAPONESA


El Maneki-neko también conocido como "gato de la suerte" o "gato de la fortuna", es una popular escultura japonesa, la cual se dice que trae buena suerte a quién la posee.

bobtail japonés
La escultura representa a un gato, principalmente de la raza bobtail japonés, en una actitud de llamada y no saludando como la mayoría de la gente piensa ya que los orientales no suelen saludarse con la mano como lo hacen los occidentales.

Maneki procede del verbo maneku que en japonés significa "invitar a pasar". Neko significa "gato". Juntos literalmente se traduciría por "gato que invita a entrar". Según la tradición japonesa el mensaje que transmite el gato con el movimiento de su pata es el siguiente: "Entra, por favor. Eres bienvenido".


Una de las leyendas más conocidas sobre él:

Durante el siglo XVII, en la era Edo, en la época de los señores feudales, existía cerca de Tokio un templo que había tenido días gloriosos, lleno de monjes que impartían enseñanzas y prestaban su ayuda a todo el que lo necesitara pero que en la época que nos ocupa atravesaba grandes y serios problemas económicos, estaba casi en ruinas y sólo estaba habitado por un pobre monje que trataba de seguir ayudando y compartiendo lo poco que tenía. Su única compañía era su gata Tama a la que profesaba un gran cariño y que siempre le acompañaba dándole su cariño y ayudándole a seguir animoso cada día.


Cuentan que un día, un señor feudal, un hombre de gran fortuna e importancia llamado Naotaka II fue sorprendido por una tormenta de nieve mientras cazaba y se encontró perdido caminando y caminando sin saber muy bien a donde, tiempo después aterido de frío y muy cansado se sentó bajo un gran árbol para tratar de recobrar fuerzas y esperar que amainara la tormenta, cuando de pronto el hombre vio aparecer a una gata de color blanco, negro y naranja que le hacía señas para que se acercara, Naotaka muy sorprendido se levantó y empezó a seguirla, cuando ya se divisaba el templo oyó un gran estruendo y vio a lo lejos que un rayo había caído justo en el árbol bajo el que había estado descansando. Dando gracias siguió a la gata hasta el templo donde el monje le ofreció refugio y ayuda.



Después de ese bendecido encuentro, el hombre rico empezó a visitar al monje y se hicieron grandes amigos, financió las reparaciones del templo y éste prosperó volviendo a ser lo que un día fue y tanto el monje como su gata nunca volvieron a pasar necesidades.


Tras su muerte, Tama recibió un solemne y cariñoso entierro en el cementerio para gatos del Templo Goutokuji, y se creó el Maneki Neko en su honor. Se dice que un Maneki Neko en el lugar de trabajo o el hogar atrae la buena suerte.



Existen varios modelos de Maneki-neko que según su color pueden ayudar de diferentes maneras:

Tricolor (blanco, negro y naranja). Tradicionalmente es el gato que más suerte da, y se dice que trae fortuna a los viajeros. Como curiosidad, ese tipo de tricolor se llama Calicó, además son los colores más comunes en un bobtail japonés.

Verde: Atrae la salud y seguridad en el hogar y buenos resultados en los estudios.

Blanco: Pureza, cosas buenas por venir.

Plata o dorado: Suerte en los negocios.

Azul: Cumplir los sueños.

Rojo: Éxito en el amor y/o ahuyenta todo lo malo.

Amarillo: Para la buena economía.

Negro: Evitar la mala suerte y aumentar la felicidad.

Rosa: Elegir a la persona con quien contraer matrimonio.







domingo, 3 de abril de 2016

H. G. WELLS Y REBECCA WEST


La relación tempestuosa y apasionada entre un famoso escritor y una joven y brillante periodista



En 1913 se inicia la relación de Rebecca West, joven periodista feminista y el novelista británico Herbert George Wells. Él quiere conocerla después de leer la mordaz crítica que ella ha hecho de su novela "Matrimonio". Sin embargo temiendo que ella le ame demasiado, se distancia y la sume en la desesperanza. "Eres -escribe ella- como una persona que enciende por todas partes fuegos de alegría y tiene al mismo tiempo horror a las llamas". Nueva carta de Wells al leer un artículo sobre España: "Escribes de maravilla; si te parece, volvamos a ser amigos". Se hacen amantes y pronto ella queda embarazada. Su hijo Anthony, que nace el 4 de agosto de 1914, el día en que el Reino Unido entra en guerra, guardará mucho rencor a su madre por su situación de hijo ilegitimo.





Rebecca West es el seudónimo, tomado de la obra de Ibsen Rosmersholm, de Cicily Isabel Fairfield. Proviene de una familia pobre, su padre los abandonó cuando ella tenía nueve años. Wells, que fue autodidacta, conoció su primer éxito con "La máquina del tiempo (1895)" e inventó, al mismo tiempo que Julio Verne, la ciencia ficción. "El hombre invisible o La guerra de los mundos", se han convertido en clásicos, mientras que gran cantidad de su abundante obra -tratados filosóficos, novelas de costumbres y de crítica social- han caído en el olvido. Como siempre le falta dinero, acepta todos los encargos de artículos, escribe un libro al año y viaja mucho.



El jaguar y la pantera.

Cuando se conocen, Wells afectuoso y lleno de humor, aún no se ha convertido en un profeta amargado. Se divide entre su casa no lejos de Londres, en Essex, su apartamento londinense y la residencia de la amante del momento. No quiere abandonar a su mujer, Jane, que le asegura la administracion, gobierno y cuidado de la familia y tampoco a sus hijos George y Frank, nacidos en 1901 y 1903. Este hombre sensual encadena las relaciones de breve duración y su esposa le da plena libertad a condición de que guarde las apariencias. Le atraen las mujeres de mayor inteligencia, pero no las trata como a iguales y les dedica poco tiempo, ya que su trabajo pasa por delante de todo. En 1907 mantiene una relación con Dorothy Richarson, a la que anima a escribir y que se hace novelista. en 1909 causa escándalo en el ambiente de los socialistas famosos al seducir a Amber Reeves, la hija de una pareja amiga, veinte años menor que él; cuando ella queda encinta, la empuja a casarse con otro hombre. Sus amigos, los Reeves, rompen entonces toda relación con él.


Rebecca West tiene veintiséis años menos. A él le gusta su "espíritu claro, abierto, contundente y sobre todo generoso". ella inventa historias en las que él es un jaguar y ella una pantera, y cuyas aventuras él dibuja en sus cartas. Un dibujo encantador de Wells muestra a los dos felinos, henchidos de orgullo, diciendo cada uno: "¡Habrías tenido que escuchar mi discurso!". "¿Puede existir amor entre dos personas de este género?".


Ella reside en las afueras de Londres y a petición de él, se muda repetidas veces. Escribe artículos pero, aparte de algunas salidas discretas con Wells, se cansa de esperarle bajo el ojo atento de la servidumbre. Cuando la pareja viaja a Italia o España, ella pasa por la secretaria del gran hombre. Su situación de "segunda" es tanto más humillante por cuanto que Wells no le oculta nada a su mujer. A los accesos de rebeldía de Rebecca, a sus miedos cuando ella experimenta con su hijo los bombardeos de la guerra, él reacciona reprochándole que lo hace "todo más negro".


En 1918, cuando ella publica su primera novela, El regreso del soldado, y decide instalarse en Londres con su hijo, se siente, según escribe "como una religiosa que saliera del convento". Escribe otras novelas, que ilustran la imposible conciliación entre la búsqueda de la felicidad y la verdad en la pareja. Colabora con la prestigiosa revista Time and Tide y da conferencias. en el ambiente literario, donde se conoce y se acepta su relación, se busca la compañía de esta pareja inteligente y espiritual.


Una gloria mundial.

La guerra quebranta violentamente a Wells, que deja de escribir novelas. Apóstol del socialismo, a partir de entonces quiere ser reformador social y utiliza su escritura como instrumento de propaganda. Para evitar un nuevo conflicto, propone crear un estado universal dirigido por una élite, única solución para hacer progresar a la humanidad, cuyo porvenir le parece "una carrera entre la educación y la catástrofe". al envejecer se vuelve desabrido y megalómano y su pensamiento gira hacia el totalitarismo. Su celebridad aumenta y su Esbozo de la historia universal (1920) resulta un triunfo comercial. En ese año viaja a la Unión Soviética, donde tiene una entrevista con Lenin.


Conoce a la secretaria de Gorki, la baronesa Moura Boudberg, con la que pasa una noche. Multiplica sus aventuras, en especial en 1921, en Estado Unidos, con la militante feminista Margaret Sanger. En 1923, una joven periodista austriaca intenta suicidarse en el domicilio de Wells en Londres. El escándalo es tal que Rebecca se decide a romper con él. En 1930 se casa con el banquero Henry Maxwell Andrews y a partir de entonces lleva una vida acomodada.

Siempre feminista, publica novelas y reportajes importantes, sobre Yugoslavia en 1942 (La lámpara negra y El halcón gris) y sobre el proceso de Nuremberg. En 1949 compra un título nobiliario.




Moura Budberg con dos de sus amantes, H.G. Wells y Máximo Gorki

La gloria de Wells es mundial. Presidente del Pen Club Internacional, en 1934 mantiene conversaciones con Roosevelt y después con Stalin sobre el porvenir del mundo. Tras una relación tumultuosa con la periodista francesa Odette Keun, encuentra por fin la paz con Moura Boudberg (1891-1974), que en 1931 se convierte en su compañera. Una estrecha relación que continuó hasta su muerte; Wells le pidió que se casara con él, pero ella rechazó firmemente esta propuesta.


¿Cómo explicar la fascinación ejercida por este hombre en tantas mujeres brillantes, de las que da fe por ejemplo la gran periodista  Winfred Holby? Ésta se entera en 1930 de que sufre una grave enfermedad que no le permitirá vivir mucho tiempo. Enseguida se presenta en casa de Wells, ya que no quiere, según escribe, "morir sin haberle conocido"; su conversación le proporciona "el mayor placer de su vida" ¿El secreto de Wells radica en la respuesta de Moura al novelista Somerset Maugham? A la pregunta de qué era lo que le había atraído de él, su inteligencia o su sentido del humor, ella respondió: "En absoluto. su cuerpo tenía un olor a miel..."



Retrato de H.G.Wells con 71 años


H. G. Wells  (21 septiembre 1866 - 13 agosto 1946) se casó con su prima Isabel Mary Wells en 1891. La pareja acordó separarse en 1894 cuando él se enamoró de una de sus estudiantes, Amy Catalina Robbins (más tarde conocida como Jane), con quien se casó en 1895, con la que tuvo dos hijos George Philip (conocido como "Gip") en 1901 (murió en 1985) y Frank Richard en 1903 (murió en 1982). En 1909 tuvo una hija, Anna-Jane, con la escritora Amber Reeves y en 1914 un hijo, Anthony West (1914-1987), con Rebecca West.



Varias fuentes entre ellas textos de Florence Montreynaud





ALGUNOS LUGARES CURIOSOS DE AUSTRALIA


EL MONTE ULURU

El Monte Uluru, (Ayers Rock), es una formación rocosa compuesta principalmente por arenisca que está situado en el centro de Australia, en el Territorio del Norte a 460 km. al suroeste de Alice Springs y  dentro del Parque Nacional de Uluru-Kata Tjuta.


Junto con el Kata Tjuta (Monte Olga) es una de las principales y mayores atracciones de dicho parque, siendo uno de los mayores monolitos del mundo, cuenta con más de 348 metros de altura, su contorno es de 9,4 kilómetros y se extiende 2,5 kilómetros bajo tierra.




El monte Uluru es un lugar sagrado para los aborígenes australianos y desde 1987 es Patrimonio de la Humanidad. La zona es conocida también como el ombligo del mundo. El primer occidental en llegar a él fue el explorador William Gosse, en 1873, quien tras alcanzar su cima junto al guía que le acompañaba, el afgano Jamran, le pondría el nombre del entonces primer ministro británico de Australia Meridional, Henry Ayers (Ayers Rock).


El Uluru es uno de los iconos naturales más famosos de Australia. La formación rocosa se eleva también a 863 m. sobre el nivel del mar, aunque la mayor parte se encuentra bajo tierra. Tanto el Uluru como Kata Tjuta tienen una gran significado cultural para los habitantes aborígenes “los Anangu, que organizan visitas guiadas para informar a los turistas sobre la fauna y flora locales, el monte bajo, y las leyendas autóctonas.




La superficie del monolito va cambiando de color según sea la inclinación de los rayos solares, tanto a lo largo del día como en las diferentes estaciones del año. Una de las imágenes más conocidas es la del atardecer, cuando se vuelve de un color rojo brillante. A pesar de que la lluvia es poco frecuente en esta zona semiárida, durante los períodos húmedos la roca adquiere una tonalidad gris plateada, con franjas negras debidas a las algas que crecen en los cursos de agua.


EL KATA TJUTA

El Kata Tjuta, (monte Olga o más coloquialmente "Las Olgas"), es un grupo de formaciones rocosas situadas a 470 km. al suroeste de Alice Springs, en la zona meridional del Territorio del Norte de Australia. Es otro de los principales puntos de interés, junto con Uluru, situado a 25 km al este, también se encuentra dentro del  Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta.


Vista aérea de El Kata Tjuta

El conjunto se compone de 36 cimas, que abarcan un área de 21,68 km². La montaña está formada por rocas sedimentarias, que se han ido formando a partir de grava y bolos de diferentes tipos de roca, como pueden ser el granito y el basalto, conglomerados con  arenisca. En su punto más alto, este monte se eleva 1.066 m. por encima del nivel del mar, unos 546 m. por encima del terreno que lo rodea y es aproximadamente 203 m. más alto que Uluru.


En la lengua “Pitjantjajara”, el nombre Kata Tjuta significa "muchas cabezas". Este lugar también es sagrado para los aborígenes australianos.


El nombre occidental, Las Olgas, proviene de la cumbre más alta de ellas, el monte Olga. En 1872 el explorador Ernest Giles descubrió este emplazamiento y pensó bautizarlo Monte Mueller en honor a su benefactor el Barón Ferdinand von Mueller, sin embargo el barón prefirió que se llamara monte Olga, en honor de la reina Olga de Württemberg. Ella y su esposo el rey Carlos I de Württemberg, con motivo de su 25º aniversario, habían nombrado Freiherr (barón) a Mueller, convirtiéndole en Ferdinand "von" Mueller. De este modo les devolvió el cumplido.




El 15 de diciembre de 1993, se reconoció oficialmente tanto los nombres tradicionales aborígenes como los nombres en inglés. Como resultado el monte Olga fue rebautizado como Mount Olga/Kata Tjuṯa aunque el 6 de noviembre de 2002, atendiendo la solicitud de la asociación regional de turismo, se invirtió el orden de los nombres, pasando a ser Kata Tjuta/Mount Olga.


Existen muchas leyendas Pitjantjatjara sobre el Tiempo del Sueño, asociadas a este lugar y a los de las proximidades, especialmente Uluru. Algunas de estas leyendas tratan de la gran serpiente Wanambi, de la que se decía que vivía en la cumbre del monte Olga, y que solo descendía durante la estación seca. También se identifican partes de la montaña con los Liru (hombres serpiente), el hombre canguro Malu, o los Pungalunga, caníbales gigantes. La gran mayoría de la mitología sobre el lugar no se ha transmitido a los occidentales.


En este lugar se celebraban y aún se celebran, multitud de ceremonias, sobre todo por las noches. Una de las antiguas ceremonias consistía en un tipo de castigo público que en ocasiones acababa en muerte.






El esqueleto enroscado de “Wonambi naracoortensis” insinúa la fuerza estranguladora que podía llegar a tener esta serpiente gigante del pleistoceno y que podía alcanzar una longitud de más de seis metros y el grosor de un poste telefónico. Los restos parciales, excavados en una cueva cerca de Naracoorte, se pueden ver en el Museo de Australia Meridional, en Adelaida. El nombre del género al que pertenece la serpiente, Wonambi, procede del término aborigen que significa «serpientes arco iris», una representación muy común en el arte y la mitología aborígenes.