Ilusiones


"No existe ningún problema que no te aporte simultáneamente un don.
Busca los problemas porque necesitas sus dones."

"Justifica tus limitaciones y ciertamente las tendras"

Richard Bach - Ilusiones

viernes, 17 de marzo de 2017

TIENES MAS CUENTO QUE CALLEJA


Dicho popular que tiene como protagonista a  Saturnino Calleja Fernández (Burgos, 11 de febrero de 1853 - Madrid, 9 de julio de 1915) que fue un pedagogo, escritor y editor español, fundador de la Editorial Calleja, autor de libros de educación primaria y de lecturas infantiles.


Su padre, Fernando Calleja Santos, fundó en 1876 un negocio de librería y encuadernación en la calle de la Paz de Madrid, que más tarde sería comprado en 1879 por Saturnino. La Editorial Calleja publicó más de 3.000 títulos, y no solo cuentos, sino también libros de texto, literatura clásica (El Quijote, Platero y yo, y un largo etc.), diccionarios ilustrados con miles de grabados, mapas geográficos, retratos de hombres célebres y láminas enciclopédicas), atlas, libros de medicina, higiene, derecho, baile, cocina). Editó libros de pedagogía basados en las más modernas tendencias pedagógicas europeas, llenándolos de bonitas y numerosas ilustraciones y los fue repartiendo por las empobrecidas escuelas de muchos de los pueblos españoles, ofreciéndoselos a veces a costa incluso de su bolsillo a los menospreciados maestros de la época (que también tenía su dicho popular " pasas más hambre que un maestro de escuela"). La editorial Calleja llegó a ser la más popular en España, en Hispanoamérica y en Filipinas, publicando en 1899, más de 3.400.000 volúmenes. 


Publicó grandes tiradas tanto de libros como de cuentos (teniendo un pequeño margen de beneficio, con lo que logro que los precios bajaran). Al incluir en ellos numerosas ilustraciones, con dibujos de grandes y conocidos artistas, consiguió que sus cuentos y libros fueran atractivos y al alcance de los bolsillos de menor poder adquisitivo, acostumbrando a leer, con ello, a varias generaciones de niños.


Las dimensiones de cada cuento fueron también una novedad, pues se trataba de cuentecitos diminutos que los niños podían coleccionar como si fuesen cromos y conservar o transportar en casi cualquier parte, incluso en sus bolsillos. Cada cuento solía medir unos cinco centímetros de ancho por unos siete de alto. Eran muy económicos y estaban al alcance de los bolsillos infantiles ya que solamente costaban 5 o 10 céntimos., y fueron la lectura cotidiana de los niños que vivieron en los primeras décadas del siglo XX. Su letra era pequeña, con ilustraciones en blanco y negro y se procuraba que su lectura fuera amena y divertida. Gracias a Calleja, los niños españoles conocieron a Hans Christian Andersen, a los hermanos Grimm, Los viajes de Gulliver, Las mil y una noches y toda una serie de versiones de autores españoles.




También como curiosidad, Calleja ponía al final de muchos de sus innumerables cuentos una frase de invención suya: "...y fueron felices y comieron perdices, y a mí no me dieron porque no quisieron."


De todo esto deriva la expresión "¡Tienes más cuento que Calleja!" que se utilizaba (utiliza) cuando alguna persona habla demasiado y cuenta historias que realmente parecen cuentos.










La Perla Roja. 
Novela de aventuras de Emilio Salgari. Editorial Calleja. Madrid.































****************

De la editorial Calleja no tengo, por desgracia, ningún libro; aunque si recuerdo haber oído la frase de Calleja "y comieron perdices..." cuando nos contaban algún cuento a mi hermano y a mí; pero si tengo otros parecidos de otras dos editoriales también bastante conocidas, La editorial Aguilar y Ediciones G.P., de Barcelona, España.






La Editorial Aguilar fue una empresa de edición española creada en 1923 en Madrid por Manuel Aguilar Muñoz y desaparecida en marzo de 1986. Carlos Aguilar se vio obligado a causa de las pérdidas a presentar suspensión de pagos en diciembre de 1982. En marzo de 1986 la editorial fue adquirida por el grupo editorial Timón, que dirigía Ignacio Cardenal, que asumió las deudas que habían ido acumulando. Sus publicaciones tenían siempre una cuidada encuadernación de cuero, principalmente en color marrón, rojo o azul oscuro, y estaban impresas en un característico papel biblia (el mismo papel de fumar fabricado en Alcoy) y el anagrama editorial de una lamparilla de aceite con el lema Tolle, lege (Toma, lee). Los que poseo son solamente unos veinte pero les tengo mucho cariño y los cuido porque eran de una de mis tías, hermana de mi madre a la que me unía algo muy especial. Títulos como La isla del Tesoro, La flecha negra, El sombrero de tres picos, Artículos de Larra, Sainetes de Carlos Arniches, Hamlet, Huckleberry Finn...



Los de Ediciones G.P son algunos libros heredados de mi padre, al que también le encantaba leer y tienen bastantes años.

Son de la colección "Enciclopedia Pulga" -"Pequeños grandes libros", su tamaño es de unos 7×10 cm., y en la contraportada aparece el lema "El Saber no ocupa lugar", tenía alrededor de quinientos títulos y un precio de 1,50 pesetas.

Algunos autores como Julio Verne, Alejandro Dumas, Robert Louis Stevenson, León Tolstói y obras como La Iliada y la Odisea.







No hay comentarios:

Publicar un comentario