Ilusiones


"No existe ningún problema que no te aporte simultáneamente un don.
Busca los problemas porque necesitas sus dones."

"Justifica tus limitaciones y ciertamente las tendras"

Richard Bach - Ilusiones

sábado, 5 de noviembre de 2016

LOS REFRANES


Dicen que "Cien refranes, cien verdades"



Los refranes son dichos populares y expresiones de una antigua sabiduría popular, basados en experiencias y observaciones de la vida cotidiana, generalmente de la vida rural, forman parte de la colectividad y no se conoce a su autor, son anónimos.


Los refranes incluso hoy en día son usados en la vida cotidiana y en las conversaciones. La mayoría son frases en verso y pareados de los que es fácil acordarse y que nos han sido transmitidos oralmente, como se suele decir de boca a boca, pasando de generación en generación y  basándose en la experiencia nos instruyen en las diversas experiencias que nos puedan surgir.


Algunos se han recopilado en libros. Uno de los más ricos y extensos es el "Refranero Español" con más de 100.000 refranes de todo tipo, como por ejemplo algunos muy conocidos como:

"No hay mal que por bien no venga"

"Nunca es tarde si la dicha es buena"

"Más vale tarde que no llegar (a tiempo)

"A Dios rogando y con el mazo dando"

"Eramos pocos y parió la abuela"

"A buen entendedor pocas palabras bastan"

"Allí donde fueres haz lo que vieres"

"Más vale pájaro en mano que ciento volando"

"Dime con quién andas y te diré quién eres"


Aquí os dejo algunos sobre el mes de enero, claro que solo sirven para los que estamos en invierno en estas fechas.

Enero, buen mes para el carbonero.

En enero bufanda, abrigo y sombrero.

En enero enciende la abuela el brasero.

En enero, frío o templado, pásalo arropado.

Quién pasa el mes de enero, pasa el año entero.

Si en enero hace verano, no habrá paja ni grano.

Año que hasta el nueve de enero nieva, mucho pan espera.

La lluvia de enero vale dinero.

Año que empieza lloviendo, entra riendo.

Si en enero oyes tronar, apuntala el granero y ensancha el pajar.

No hay luna como la de enero, ni amor como el primero.






Hay más refranes que panes; y cuando no tengo pan, 
pido consuelo a un refrán.





No hay comentarios:

Publicar un comentario