Ilusiones


"No existe ningún problema que no te aporte simultáneamente un don.
Busca los problemas porque necesitas sus dones."

"Justifica tus limitaciones y ciertamente las tendras"

Richard Bach - Ilusiones

sábado, 21 de abril de 2012

EL DIOS EN QUIEN NO CREO

Del Libro El Dios en quien no creo de 
Juan Arias                        
periodista, filólogo, escritor y ex-sacerdote español
 nacido en Arboleas, Almería (España) en 1932.



¿ CUANDO SOY REALMENTE LIBRE ?


- Soy libre cuando amo lo que hago y cuando hago solamente lo que amo.

- Soy libre cuando después de haber amado las cosas y a los hombres, ellos más libres y yo menos esclavo.

- Soy libre cuando no creo en el imposible.

- Soy libre cuando no existe precio a mi libertad.

- Soy libre cuando se darme a los otros sin exigir el poseerlos.




- Soy libre cuando sigo diciendo No a la opresión, incluso con la boca pegada el acero de los tanques.

- Soy libre cuando desde la cárcel sigo gritando el derecho a mi libertad.

- Soy libre cuando a la hora del fracaso, creo que, Dios, el sol y yo somos nuevos cada día y que siempre es tiempo de empezar.

- Soy libre cuando creo firmemente que ha existido un hombre como yo, que después de haber muerto sigue viviendo para siempre.

- Soy libre cuando puedo tratar de tú a Dios.

- Soy libre si me siento menos que Dios y más que todo lo creado.

- Soy libre cuando creo en los demás.

- Soy libre cuando sólo el amor es capaz de encadenarme.

- Soy libre cuando soy consciente de que "todo me está permitido pero no todo me conviene".

- Soy libre cuando se me respeta el derecho de escoger según mi conciencia.

- Soy libre cuando tengo la capacidad hasta de decir "no" a Dios.

- Soy libre cuando acepto a los demás tal y como son y no como yo desearía que fueran.

- Soy libre cuando siento vergüenza de la esclavitud de mi prójimo.

- Soy libre si sólo la verdad puede hacerme cambiar de camino.

- Soy libre si soy capaz de dar la vida por un hombre antes que por una idea.

- Soy libre cuando tengo la certeza de que Dios cree en mi.

- Soy libre cuando vivo en una comunidad en la que la persona importa más que la estructura.

- Soy libre mientras exista una sola persona en el mundo que me ame.

- Soy libre cuando estoy persuadido de que no soy un vaso lleno sino que sigo necesitando siempre de los demás.

- Soy libre mientras no me resigne a no serlo.

- Soy libre si amo ser libre.

Por eso cuando me siento libre, me siento un poco como Dios, capaz de crear con él, de dar, es decir de amar.

Me siento persona.

Me siento con derecho a un nombre propio que al pronunciarlo Dios una sola vez, lo hace inmortal y eterno.

Me siento existencialmente, el rey de la creación, porque es cierto:

            " Felices los libres, porque ellos poseerán la tierra".


EL  DIOS  EN  QUIEN  NO  CREO  


Si yo nunca creeré en :



- El Dios que "sorprenda" al hombre en un pecado de debilidad.

- El Dios incapaz de dar respuesta a los problemas graves de un hombre sincero y honrado que dice llorando "no puedo".

- El Dios que ame el dolor.

- El Dios que esterilice la razón del hombre.

- El Dios que bendiga a los nuevos Caínes de la humanidad.

- El Dios que no se deje tutear.

- El Dios que se ha monopolio de una iglesia, de una raza, de una cultura o de una casta.

- El Dios que no necesite al hombre.

- El Dios a quién le interesen las almas y no los hombres.

- El Dios que defienden los que nunca se manchan las manos, los que nunca se asoman a la ventana, los que nunca se echan al agua.

- El Dios de los que creen que aman a Dios porque no aman a nadie.

- El Dios que les gusta a aquellos que dicen siempre: "Todo va bien".

- El Dios de los que pretenden que el cura, rocíe con agua bendita los sepulcros blanqueados de sus juegos sucios.

- El Dios que predican los curas que creen que el infierno está abarrotado y el cielo casi vacío.

- El Dios de los curas que tienen "respuestas prefabricadas" para todo.

- El Dios de los curas que pretenden que se puede criticar de todo y de todos menos de ellos.

- El Dios de los curas burgueses.

- El Dios que de por buena la guerra.

- El Dios que ponga la ley por encima de la conciencia.

- El Dios que fundase una Iglesia estática, inmovilista, incapaz de purificarse, de perfeccionarse y de evolucionar.

- El Dios que no siga ironizando sobre los nuevos fariseos de la historia.

- El Dios a quién le falte perdón para algún pecado.

- El Dios que "cause" el cáncer o haga estéril a una mujer.

- El Dios a quien sólo se le pueda rezar de rodillas, al que sólo se le pueda encontrar en la Iglesia.

- El Dios que no salvase a quienes no le han conocido pero lo han deseado y buscado.

- El Dios que no permitiese al hombre la posibilidad de condenarse.

- El dios que "lleva" al infierno al niño después de su primer pecado.

- El Dios para quien el hombre no fuera la medida de todo lo creado.

- El Dios que no saliera al encuentro de quien le ha abandonado.

- El Dios incapaz de hacer nuevas todas las cosas.


- El Dios que no tuviera una palabra distinta, personal, propia para cada individuo.


- El Dios que no hubiera llorado por los hombres.


- El Dios que prefiera la pureza al amor.


- El Dios que no pueda descubrirse en los ojos de un niño, de una mujer bonita o de una madre que llora.


- El Dios que no esté presente donde los hombres se aman.


- El Dios que se case con la política.

- El Dios que no se revele alguna vez a quien le desea honestamente.

- El Dios que destruye las cosas que el hombre ama en vez de transformarlas.

- El Dios que no tuviera misterios, que no fuera más grande que nosotros.

- El Dios que para hacernos felices nos ofreciera una felicidad divorciada de nuestra naturaleza humana.

- El Dios que aniquilara nuestra carne en vez de resucitarla.

- El Dios que aceptara por amigo a quien pasa por el mundo sin hacer feliz a nadie.

- El Dios para quien los hombres valieran por lo que tienen ó por lo que representan y no por lo que son.

- El Dios que no poseyera la generosidad del sol, que besa cuanto toca, las flores y el estiércol.

- El Dios incapaz de divinizar al hombre, sentándolo a su mesa y dándole a su hermana.

- El Dios que no supiera ofrecer un paraíso donde todos no sintiéramos hermanos de verdad y donde la luz no viniera sólo del sol y de las estrellas sino sobre todo de los hombres que se aman.

- El Dios que no fuera el amor y no supiera transformar en amor cuanto toca.

- El Dios que al abrazar al hombre ya aquí en la tierra no supiera comunicarle el gusto y la felicidad de todos los amores humanos juntos.

- El Dios que no se hubiera hecho hombre con todas las consecuencias.

- El Dios que no hubiese regalado a los hombres hasta su misma madre.

- El Dios en el que ...


"YO NO PUEDA ESPERAR CONTRA TODA ESPERANZA"
                          SI, MI DIOS, ES EL OTRO DIOS.









No hay comentarios:

Publicar un comentario