Ilusiones


"No existe ningún problema que no te aporte simultáneamente un don.
Busca los problemas porque necesitas sus dones."

"Justifica tus limitaciones y ciertamente las tendras"

Richard Bach - Ilusiones

sábado, 14 de abril de 2012

BRISINGR

Escrito por Christopher Paolini
Ver escritores

Brisingr es el tercer libro de la saga El Legado. 


Brisingr fue una de las primeras palabras que se le ocurrió a Christopher Paolini como el título para libro, ya que es la primera palabra en el Idioma Antiguo que aprende Eragon, significa "fuego" y es usada para invocar y controlar el fuego por los que practican la magia y termina siendo el nombre de la espada de Eragon que se prende en llamas cada vez que él pronuncia su nombre. Este libro lleva el subtítulo de : Las Siete Promesas de Eragon Asesino de Sombra y Saphira Escamas Brillantes.

En la portada aparece la imagen del dragón dorado Glaedr, dibujada por John Jude Palecar.


Argumento :

Eragon, Saphira y Roran logran rescatar a la novia de éste, Katrina, que estaba prisionera en Helgrind, la guarida de los Ra'zac. Eragon se encuentra con Sloan, padre de Katrina, quien ha perdido la vista y que también estaba prisionero en Helgrind pero no se lo dice a nadie. Eragon se queda para exterminar a los Ra'zac, mientras Shapira pone a salvo a Roran y a Katrina. Más tarde Eragon decide enviar a Sloan a Ellesméra a vivir con los elfos. Arya encuentra a Eragon y le acompaña hasta Surda con los vardenos.


Mientras tanto, Nasuada se ve obligada a pasar una terrible prueba para demostrar que merece continuar liderando a los vardenos. Roran es convocado para realizar misiones para los vardenos y demuestra un valor y fuerzas sobrehumanas. Murtagh y Espina atacan a los vardenos poco después del regreso de Eragon a Surda. El y Saphira logran derrotarlos con la ayuda de elfos guardaespaldas enviados por Islanzadí.


Los enanos tienen que elegir su nuevo rey y Nasuada decide enviar a Eragon para que intente persuadir al elegido para que apoye la causa vardena. Debido a esto, Eragon se vuelve a separar de Saphira para intentar engañar al Imperio y evitar un ataque de parte de Murtagh y Espina mientras Eragon no está.


Después de duras y largas reuniones, de un intento de asesinato, discusiones y juicios, el elegido para liderar los enanos es Orik. Saphira y Eragon se reúnen para la ceremonia de coronación donde aparece el espíritu de uno de los dioses enanos. Saphira recompone Isidar Mithrim (el zafiro estrellado) cumpliendo así su promesa con los enanos.



Eragon viaja entonces hacia Ellesméra para continuar con su formación con Oromis y Glaedr. Oromis y Glaedr revelan a Eragon que su padre no es Morzan, sino Brom. Glaedr también revela la fuente del poder de Galbatorix: Galbatorix controla cientos de eldunarí ("corazón de corazones" en el Idioma Antiguo), órganos parecidos a joyas que poseen la conciencia de los dragones hasta ser destruidos, incluso después de la muerte física de estos. Aunque un dragón no existe físicamente a través de su eldunarí, si puede canalizar su energía al poseedor del eldunarí y transmitirle su conocimiento y sabiduría.


Eragon aprovecha su estancia en Ellesméra para visitar a la herrera Rhunön, quien le ayuda a forjar una nueva espada, a la que da el nombre de Brisingr, usando el legendario acero brillante, el legendario metal con que eran forjadas las espadas de los antiguos Jinetes. Curiosamente se intuye que Brisingr es el verdadero nombre de la espada, ya que cada vez que Eragon pronuncia su nombre, esta se cubre de llamas. Antes de que Eragon y Saphira regresen con los vardenos, Oromis y Glaedr explican que ha llegado el tiempo de abandonar el anonimato y revelar al Imperio su existencia, y entregan el eldunarí de Glaedr a Eragon y Saphira.


Mientras tanto, después de casarse con Katrina, Roran sigue combatiendo y luchando contra los ejércitos imperiales, poco después de enterarse de que Katrina esta embarazada, Roran consigue el mando de un grupo de hombres, pero en una de las ciudades surdanas el necio e inconsciente plan del comandante superior casi mata a todos los soldados, por lo que Roran desobedece sus órdenes y toma el mando, logrando así, salvar a casi todo el ejército. A pesar de salvar la misión Roran es relevado de sus tareas y acusado de insubordinación, pero más tarde Nasuada le asciende a comandante, y lo manda a asediar la ciudad de Feinster.


Eragon y Saphira regresan de Ellesméra para unirse a los vardenos en Feinster, donde los vardenos intentan asediar a Lady Lorana, líder de la ciudad. Eragon y Arya son testigos de la creación de un Sombra, y Eragon, a través del eldunarí de Glaedr ve a Oromis y Glaedr combatir a Murtagh y Espina en Gil'ead, los cuales no son rival para el veterano dragón y su Jinete. Sin embargo, Galbatorix se inmiscuye en el combate, controlando el cuerpo de Murtagh y consigue matar a Oromis y Glaedr. 


Mientras Eragon presencia la muerte de su maestro a través del eldunarí de Glaedr, el nuevo Sombra trata de asesinar a Arya, quien tras pequeñas complicaciones y con ayuda de Eragon traspasa el corazón de su enemigo, consiguiendo asi acabar definitivamente con él.  Eragon y Saphira se dan cuenta de que son el último Jinete y dragón libres de Alagaësia y que su responsabilidad es derrocar a Galbatorix ahora que conocen su debilidad. Eragon habla con Nasuada sobre Oromis y Glaedr, y ésta le informa a Eragon que el plan de los vardenos es viajar a Belatona, a Dras-Leona y finalmente a Urû'baen, donde planean matar a Galbatorix.



Los otros tres libros que forman el Legado, también se encuentran publicados en la Etiqueta de Literatura fantástica.







No hay comentarios:

Publicar un comentario